VIDEO: Diálogo sobre violencia de género

Alfonso Teja nos convocó a Ximena Peredo, Cordelia Rizzo y a mí, para dialogar en su programa de Frecuencia TEC, “Revista Universal”, sobre un artículo escrito por Ximena y publicado en su espacio de opinión del periódico El Norte.

 

Aquí comparto el video de ese diálogo. En él encontrarán nuestras reflexiones individuales sobre lo que implica para la mujer vivir en una sociedad patriarcal y machista, en la cual la violencia de género está incrementándose a niveles alarmantes en todos los niveles socioeconómicos.

 

En Nuevo León se están hoy violando a dos mujeres diarias —cifra que comprende sólo  las violaciones denunciadas—, mientras hay un incremento alarmante en los feminicidios, ante los cuales el gobierno no reacciona en lo absoluto y se niega a implementar la alerta de género que pudiera aportar recursos extras de la Federación para la prevención y atención a esta catástrofe humanitaria, tal y como lo han demandado de manera insistente feministas nuevoleonesas como Irma Alma Ochoa.

 

Ante esta ausencia de respuesta institucional, podemos afirmar que la vida de las mujeres no parece valer nada para nuestro gobierno “independiente”.

 

Hablamos también de la imagen positiva que las instituciones intentan vendernos sobre la situación de la mujer —una de las razones por la que no activan la alerta de género—, pero también llevamos la discusión a niveles personales y hablamos de la imagen de una felicidad muchas veces falsa que las familias intentamos proyectar en las redes sociales, y nos preguntamos si en vista del fracaso de las satisfacciones y la estabilidad de tantas parejas, en realidad los hombres y las mujeres de hoy en día estamos preparados para establecer relaciones de respeto y diálogo.

 

Ximena afirma que Monterrey es una ciudad con un gran problema de líbido, a pesar de los “tables” y las múltiples imágenes de mujeres semi desnudas tan publicitadas en los medios de comunicación, pues pareciera volverse casi imposible, con las largas jornadas de trabajo y las pésimas condiciones del transporte, poder encontrar el espacio, la disposición y la energía necesarias para llegar a casa y lograr tener un encuentro satisfactorio con tu pareja, quien a su vez estará estresada por las fuertes responsabilidades domésticas y laborales.

 

Las mujeres y los hombres que apoyan el modelo patriarcal y de violencia estructural creen salir ganando, pero en estas relaciones de desigualdad y abuso, todas y todos perdemos.

 

Es un video largo, pero creo que puede ser de su interés.

 

Como dijo Ximena en el programa: vernos con compasión, hombres y mujeres, y darnos cuenta que ambos somos víctimas, sería un buen comienzo.

 

Si ustedes encuentran el tema interesante en estos tiempos en que sectores de la población alaban el matrimonio hombre-mujer como la panacea para resolver todos los males de la humanidad, los invito a escuchar este intercambio de opiniones.

 

Cristina Sada Salinas