Tatiana Clouthier ve riesgo de un “PRIMOR”. ¿Mensaje para Nuevo León?

Ayer Álvaro Delgado y Alejandro Páez entrevistaron a Tatiana Clouthier en el programa “Los Periodistas”, en el canal La Octava (video), y entre los diversos temas que se tocaron en la charla me llamó la atención el hecho de que Tatiana insistiera en alertar del riesgo de que, en el juego de alianzas electorales en proceso, MORENA termine aliándose de facto con el PRI, en lo que se ha dado en llamar “PRIMOR”.

Para mí, la advertencia de Clouthier tiene especial dedicatoria para Nuevo León y manda la señal de que una postulación de la expriista Clara Luz Flores por MORENA rumbo a la gubernatura aún es posible, a pesar de que la dirigencia estatal morenista ya mostró su respaldo a una eventual candidatura de don Mario Fernández Quiroga (nota), viejo y leal aliado de Andrés Manuel López Obrador y su proyecto, y a pesar de que las bases de MORENA en todo Nuevo León han manifestado de manera creciente su radical rechazo a que Flores sea la candidata del Movimiento de Regeneración Nacional.

A pregunta de los periodistas, Tatiana dijo que el PRI, PAN y PRD “tienen todo su derecho” a agruparse bajo la plataforma de la organización “Sí por México” y agregó: “Me da muchísimo gusto que lo hagan abriendo las cartas… el hecho de que lo hagan ya abiertamente es muy benéfico”; para después lanzar la advertencia: “¿Qué es lo que va a haber qué cuidar? y esto es importante porque a veces se actúa desde la crítica nomás de un lado, y hay que ver cosas que se dijeron también y que tendríamos que estar cuidando desde acá—; ahorita estamos diciendo que se hace un frente amplio, pero también se acusó en su momento del PRIMOR; entonces… porque yo veo que el más ganón de todo esto termina siendo el PRI, porque el PRI se divide y juega para los dos lados: juega al PRIAN, con el cual ha jugado mucho tiempo, y a la hora de las elecciones juega al PRIMOR, y termina ganando y nos mete gol por muchos lados. Entonces va a haber que estar muy pendiente de esto”.

Esta advertencia me recordó de inmediato que en la famosa entrevista que Tatiana le dio a Ricardo Raphael el pasado 28 de octubre, en la que anunció que no se postularía para la gubernatura de Nuevo León (ver), ella dijo desconocer qué decisión tomaría MORENA para esa candidatura, y luego rememoró: “Cuando hemos recorrido el estado, cuando anduve yo con Andrés Manuel, candidato, en campaña, prometimos que seríamos diferentes, hablamos que no existía un PRIMOR, hablamos de que hacíamos las cosas de forma distinta, y será el partido el que habrá de elegir”; ante esto Ricardo Rapahel le pidió que dijera si con esto se refería a Clara Luz Flores, a lo que Clouthier se limitó a responder: “Cada quien decidirá… esta es una decisión que tomará la gente o las bases propias del partido, la tomarán los propios procesos que definan”.

O sea que no afirmó, pero tampoco negó en aquella ocasión, que al hablar del “PRIMOR” se refiriera al hecho de que una candidatura de Clara Luz por parte de MORENA equivaldría a una alianza de facto con el PRI, por el largo pasado priista de la actual alcaldesa de Escobedo, Nuevo León, y de su esposo, el muy conocido y tristemente célebre priista Abel Guerra Garza.

Mi percepción de que en la entrevista de ayer Tatiana efectivamente está enviando el mensaje de que la candidatura de Clara Luz por MORENA aún es posible, se reforzó cuando, al hablar de que es común la intervención de dinero del narcotráfico en campañas políticas y de que el Instituto Nacional Electoral (INE) ha sido incapaz de sancionar este ilícito, dijo que en este sentido ningún partido está libre de pecado y señaló: “Aquí me refiero a todos, aquí no hay uno que se libre, no nomás del narcotráfico sino estamos hablando de todo. Esta transparencia y este cuidado se tiene que tener en todos los partidos políticos, no estamos hablando de unos y otros… hay que ver si en cualquier interés y en cualquier partido político tiene, especialmente en gubernaturas, dinero de políticos, de expriistas, de exconstructores o constructores, o sea, de gente que trabaja en lo que es la recolección de basura; hay rubros donde está muy bien diseñado ese modelo para lavar ese recurso y meterse a la campaña”.

El énfasis en que hay que tener especial cuidado en las gubernaturas, aunque tiene aplicación en cualquier estado de la república, adquiere relevancia para quienes conocemos el hecho de que si alguien en Nuevo León tiene “muy bien diseñado ese modelo para lavar ese recurso y meterse a la campaña”, es sin duda Abel Guerra y su grupo político, experto en operación electoral y electorera de toda índole.

Ojalá me equivoque y las palabras de Tatiana no tengan necesariamente el sentido que aquí le estoy dando, pero, sea como sea, considero que las bases y la dirigencia de MORENA en Nuevo León, así como desde la dirigencia nacional, sí deberían considerar muy seriamente las consecuencias que para el movimiento y la 4T en general traerían el postular a una figura como Clara Luz Flores.

En este sentido, es muy revelador el cierre que a este tema dio Tatiana ante “Los Periodistas”:

“Todos los partidos, incluyendo MORENA, tienen que tomar en consideración los riesgos que se tienen cuando rompes los principios y buscas el ganar por ganar, y te equivocas con las mezclas que haces, porque puedes pasar de la crítica al PRIAN a que te muestren que hay PRIMOR”.

Felicito a Tatiana por su claridad y agudeza de análisis, y le deseo lo mejor en la decisión que tome en su futuro político de corto, mediano y largo plazo, y espero que sus palabras sean escuchadas por las dirigencias morenistas, pues, creo, las bases ya han hablado y debería quedar claro que, como insiste Tatiana, un “PRIMOR” en Nuevo León, no es bienvenido.

 

Cristina Sada Salinas