Sánchez Cordero ante la austeridad y transparencia. Algunas preguntas

Una de las más aplaudidas medidas tomadas por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha sido sin duda su política de austeridad, pues no es posible un gobierno que se maneje en medio de lujos y gastos superfluos, mientras hay 60 millones de mexicanos en condiciones de pobreza y pobreza extrema.                     

Es por esto que hoy nos sorprendió la nota de El Norte / Reforma, que reporta que la secretaria de gobernación Olga Sánchez Cordero, “omitió revelar en su declaración patrimonial poseer desde el 2009 un penthouse en Houston con valor actual superior al medio millón de dólares, equivalente a unos 11.1 millones de pesos”. La misma Sánchez Cordero ya respondió a este señalamiento (nota).

No es la primera vez que esta funcionaria -de quien no dudamos de su capacidad, talento e inteligencia para merecer un cargo tan importante y cercano al presidente- es cuestionada por llevar un tren de vida muy por encima del promedio de los mexicanos, pues ya el año pasado la revista RSVP hizo públicas fotografías y descripciones de la lujosa casa en la que habita junto a su esposo (revista).

En su respuesta, dada hoy durante la conferencia de prensa mañanera del presidente, la titular de la SEGOB indicó:

“El día 30 de enero giré el oficio (de la declaración patrimonial) al titular de la Dirección General de Responsabilidades y Situación Patrimonial de la Secretaría de la Función Pública, Fernando Martínez, donde solicité hacer pública mi información y datos patrimoniales y de intereses, donde se incluía esta propiedad que saca el periódico Reforma que adquirí junto con mi esposo en el año 2009…yo di la instrucción de que se publicara”. Y añadió: “Solicito que el periódico Reforma haga esta aclaración una vez que pregunten el porqué el director general (de la oficina) de Responsabilidades y Situación Patrimonial no hizo públicos todos mis bienes” (leer).

Andrés repite que nadie está por encima de la Ley, lo cual está muy bien, pero con este tipo de episodios es muy válido señalar que más allá de que sus colaboradores no cometan una ilegalidad al ser dueños de propiedades, su comportamiento se preste a malas interpretaciones por falta de transparencia y claridad.

Recordemos que Sánchez Cordero presentó su declaración de bienes el último día que el propio Andrés Manuel puso de plazo para que todos sus funcionarios lo hicieran, bajo amenaza de que si no cumplían tendrían que dejar el cargo, y que en esa declaración incluyó solamente como propiedad (ver), “un departamento de 318 metros cuadrados con un valor de 2 millones 711 mil 961 pesos” y como ingresos mensuales netos la cantidad de “348 mil 661 pesos, de los cuales 120 mil 583 corresponden a su ingreso por cargo público y 228 mil 78 pesos a ‘otro’ tipo de ingreso” (nota).

Nos preguntamos:

¿Más de 228 mil pesos mensuales por concepto de “otros”?, ¿es eso transparencia?, ¿es aceptable que una cantidad tan grande no se justifique a detalle en un reporte de esta importancia de parte de una servidora pública?

¿El departamento 2 millones 711 mil 961 pesos es el que apareció en las fotos de la revista RSVP? Si pensamos en los costos de las casas de sectores medios, no parece muy creíble esta versión.

Respeto la visión política progresista y con enfoque de derechos humanos de la secretaria Olga Sánchez Cordero, pero eso no me impide ver simulación y ocultamiento en su declaración, y poca claridad y credibilidad en la respuesta que dio al señalamiento de la nota de El Norte / Reforma, lo cual es muy grave.

¿Es posible semejante omisión de parte de la Secretaría de la Función Pública?

Ojalá que sea el mismo Andrés Manuel López Obrador quien meta orden en este tipo de presuntos errores que despiertan tantas sospechas y confusión porque de no hacerlo, estos episodios irán minando la gran credibilidad de la que goza el nuevo gobierno de la Cuarta Transformación.

Es urgente que lo haga.

Preguntémonos: ¿qué opinarían los seguidores de Andrés y los militantes de MORENA si en lugar de Sánchez Cordero quien diera esa declaración y esas respuestas fuera un funcionario del PRI o el PAN?

 

 

Cristina Sada Salinas

 

 

 

***

 

 

NOTA COMPLETA de EL NORTE / REFORMA

 

Omite penthouse titular de la Segob

 

José Díaz Briseño / El Norte-Reforma

 

Washington DC, Estados Unidos (06 febrero 2019).- La Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, omitió revelar en su declaración patrimonial poseer desde el 2009 un penthouse en Houston con valor actual superior al medio millón de dólares, equivalente a unos 11.1 millones de pesos.

Según información recabada por Grupo REFORMA de la Oficina de Avalúos del Condado de Harris, que corresponde a Houston, la ex Ministra de la Suprema Corte es propietaria junto con su esposo, el notario público Eduardo García Villegas, del departamento 2203 de la torre Park Square en Houston, ubicada en una de las zonas más exclusivas de la ciudad.

El penthouse está en el piso 22, último del edificio, tiene una extensión de 2 mil 903 pies cuadrados (269.7 metros cuadrados) y está valuado actualmente en 583 mil 646 dólares, unos 11.1 millones de pesos mexicanos, según los avalúos oficiales.

Este 30 de enero, la Secretaria de Gobernación finalmente actualizó e hizo pública su declaración patrimonial, luego de un ultimátum del Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien un día antes advirtió que “el que no haga pública (su declaración), no puede trabajar en el Gobierno”.

Sánchez Cordero declaró ser propietaria de un terreno rústico de 380 mil metros cuadrados, que en 1992 le costó 90 millones de pesos viejos, y un departamento de 318 metros cuadrados que compró en el 2004 y reporta con un valor de 2.7 millones de pesos.

El departamento de Houston, según la escritura pública en poder de Grupo REFORMA, fue adquirido por la entonces Ministra y su esposo el 28 de diciembre del 2009.

El avalúo oficial más antiguo corresponde al año 2013, en el que se le asignó entonces un valor de 462 mil 354, unos 6.0 millones de pesos al tipo de cambio de ese año.

Construida en 1981, la torre Park Square está en el número 49 de Briar Hollow Lane. En algunos documentos oficiales aparece equivocadamente como “Brian” Hollow Lane.

En páginas de bienes raíces se describe al departamento 2203 como un “penthouse espectacular con vistas al River Oaks, al centro de la ciudad, al Centro Médico y a The Galleria”, el centro comercial más grande en Texas, que está a unos 5 minutos de distancia.

La renta mensual de un departamento en el piso 21 es de 7 mil dólares, según sitios inmobiliarios.

“Nuestro servicio para nuestros residentes incluye personal 24 horas en la reja de entrada, personal de concierge y portero 13 horas al día”, dice la página oficial de la torre Park Square, agregando que cuenta además con sauna, vapor y alberca tamaño olímpica.

De acuerdo con datos de la Oficina de Impuestos del Condado de Harris consultados por Grupo REFORMA, por el departamento de Sánchez Cordero se pagó el año pasado un impuesto a la propiedad por 7 mil 973 dólares. Según las bases de datos, los pagos están al corriente.

La descripción en el avalúo público establece que el departamento 2203 cuenta con dos recámaras, dos baños completos y un medio baño.