Demócratas han legado relación tóxica y perniciosa con México: Oswaldo Zavala (Video de Julio Hernández)

Durante una mesa de análisis con Julio Hernández, Astillero, ayer 5 de noviembre, el académico, escritor y analista Oswaldo Zavala, radicado en Estados Unidos, opinó que no ve ninguna promesa de que el eventual gobierno demócrata de Joe Biden, quien se perfila como ganador en las recientes elecciones estadounidenses, sea garantía de beneficio para México, ya que “mucho de la relación más tóxica y perniciosa que tenemos con Estados Unidos, nos la han legado gobiernos demócratas”, con énfasis en el tema energético.

Zavala advierte un riesgo especial en cuanto la clara intención de Biden respecto a impulsar la práctica de la extracción de energéticos mediante el Fracking, tanto en Estados Unidos como en México:

“Donde veo con más preocupación el tema de la relación binacional con la llegada, si es que ésto es así, de una presidencia de Joe Biden, es el tema energético… creo que ya queda claro que su presidencia está muy interesada en llevarnos a avanzar en desarrollar la industria de la energía limpia, lo cual pues en principio uno no tiene ningún problema con esto, yo por supuesto celebro el Green New Deal como le llaman en Estados Unidos, y pensar en alternativas a la energía que no esté basada en petróleo y gas natural, pero, dicho esto, por supuesto, me parece que esta agenda se utiliza también en parte un poco para hacer avanzar los propios intereses extractivistas estadounidenses: en campaña tanto Biden como Kamala Harris [candidata a la vicepresidencia al lado de Biden] han dicho que van a apoyar abiertamente las prácticas de Fracking dentro y fuera de Estados Unidos, y esto me parece increíble. Mientras en el discurso se nos llama la atención para reducir las emisiones a nivel global, participar en la reducción de emisiones en lo cual desde luego tendremos que tenes una parte responsable, etc.—, con la misma mano se nos dice que ellos van a continuar haciendo Fracking en Tamaulipas, y esto me parece increíble y muy preocupante… el tema energético es preocupante y no parecería que vaya a haber un gran cambio significativo, y creo que es donde habrá tal vez la mayor tensión entre México y Estados Unidos.”

Enfatizó Zavala que la herencia “tóxica y perniciosa” que han dejado los gobiernos demócratas en la relación México-E.U. se manifiesta, además de en el tema energético, en el migratorio y en el de la militarización de la “guerra contra el narco” impuesta a México.

Comentó el especialista: “Yo no veo de ningún modo ningún tipo de promesa o garantía que un gobierno demócrata sea necesariamente benéfico para México no estoy diciendo con esto de ningún modo que yo daría la bienvenida a una segunda presidencia de Trump, pero lo interesante aquí es que ese debate se escatima o se menciona poco en función de que los medios de comunicación están generalmente vertidos en Estados Unidos a la cuestión más doméstica: si el presidente Donald Trump implicaría un retroceso en algunas de las políticas más progresistas que en efecto legó el gobierno de Barack Obama, como por ejemplo la reforma de salud que han intentado deshacer sin éxito hasta ahora, o la radicalización de la política migratoria; pero en este punto, insisto en que mucho de la relación más tóxica y perniciosa que tenemos con Estados Unidos, nos la han legado gobiernos demócratas, de Clinton en adelante: la radicalización de la reforma migratoria, la deportación masiva de indocumentados, pero también, por supuesto, de la presión política enorme que ejercieron durante esos años para militarizar el país para llevarnos a la guerra contra el narco y para, por supuesto, forzarnos a la extracción de recursos para regalo de las empresas transnacionales, un proceso que ahora apenas más o menos estamos viendo disputado por el presidente López Obrador y que sin duda sería un punto sensible con un gobierno como el de Biden”.