¿Todos somos autodefensas?

12 de mayo 2014

El video que ahora les comparto, realizado por el portal Revolución 3.0, tiene varios días circulando mucho en redes sociales, creo que no como debería, pues lo que en él se anuncia significa algo muy grande y esperanzador para México.

En medio de esta ya larga noche del terror impuesta por las armas, por el cáncer del crimen organizado aliado con las autoridades, por fin vemos un rayo de luz. Nosotros, la sociedad civil, por fin nos estamos uniendo más allá de nuestras diferencias, lo que podría provocar algo insólito, algo nunca visto en el México moderno.

No pretendo ser ingenua, pero hoy más que nunca veo que hay razones para un nuevo optimismo, pues están dándose signos de unidad entre actores sociales que normalmente no caminan juntos y hasta se confrontan. Incluso en Nuevo León han surgido incipientes signos de esa clase de unión con pequeñas acciones más simbólicas que reales, pero que, por haber tenido la oportunidad de participar en ellas, les comparto que implican la voluntad de afrontar en conjunto los graves problemas sociales que hoy a los ciudadanos nos tienen en calidad de secuestrados, pasando por alto cualquier otra diferencia que nos pudiera alejar. Hoy México debe de ser defendido por el pueblo, pues ya sabemos que los partidos políticos y la gran mayoría de nuestros “representantes” están sólo para servirse a sí mismos.

“Unión en la diversidad” hemos llamado a este fenómeno del que esta nueva etapa de las autodefensas mostrada en el video es un paso de extrema importancia.

Ojalá que ustedes, de quienes aprendo a diario, me aporten elementos de análisis para mejor comprender todas las implicaciones de esta primera reunión de lo que se puede llamar “autodefensas desarmadas”, a nivel nacional.

Por lo pronto yo me sumo a ser parte de las autodefensas.

¿Ustedes quieren participar?

Estemos atentos a los nuevos llamados.

Si el pueblo de Michoacán se ha podido organizar para enfrentar un fenómeno tan violento como es el crimen organizado, ¿porqué no nos organizamos en todo México con las armas de la conciencia?

Cristina Sada Salinas