VIDEO: ¿Divertirse con la tortura es un derecho humano?

Tuvimos la oportunidad de asistir a la conferencia “Tauromaquia y época”, dictada en el Tecnológico de Monterrey por el experto y activista Leonardo Anselmi. Pudimos grabada para compartirla con todos ustedes.

Anselmi fue parte central del proceso de movilización ciudadana que logró la hazaña de conseguir que la llamada “fiesta brava” fuera totalmente prohibida en Cataluña, tierra en la que esta celebración tiene gran arraigo y tradición.

A mí me pareció una excelente exposición sobre las razones para prohibir las corridas de toros y otros espectáculos en los que también se explota a los animales, pues estoy convencida de que mientras el ser humano no deje de sentirse una criatura que está por encima de los animales y de la naturaleza, nuestros días como especie están contados. Como ejemplo tenemos al alarmante y potencialmente devastador calentamiento global, que es un resultado de la sobre explotación de los recursos naturales.

Si reconocemos nuestra historia como especie, vemos que hemos sido violentos los unos contra los otros. Los países ricos contra los pobres, los hombres contra las mujeres, las mujeres contra los hijos, los blancos contra los negros y los indígenas, y las clases sociales acomodadas contra las desprotegidas; en fin, el modelo patriarcal que implica el abuso de los fuertes contra los más débiles.

Si bien algunas personas consideran una exageración defender los derechos de los animales para que logren una vida libre de violencia, mi opinión es diferente. La actitud hacia estos temas tiene que ver con la nueva ética de esta época -como nos lo explica Anselmi-, pues hoy no podemos negar que sabemos que los animales sienten y sufren, y el abusar de ellos, o ser parte de un espectáculo que los esclaviza, tortura y mata, nos convierte en copartícipes, en personas carentes de sensibilidad y respeto por el dolor ajeno.

El espectáculo del futbol del que hoy disfrutamos en este mundial 2014 es entre seres humanos básicamente iguales, en plena libertad de participar. Ojalá y muy pronto todos los espectáculos de los que disfrutemos, especialmente nuestros niños, estén libres de crueldad contra los animales.

Espero que puedan ver el video en su totalidad y que, como siempre, enriquezcan este foro con sus valiosas aportaciones.